¿Qué es?



El autismo es un trastorno del desarrollo, permanente y profundo que afecta la comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Por regla general, los síntomas son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos). El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida; a partir de esa edad, la evolución lingüística suele quedar estancada, no hay reciprocidad con el interlocutor y no aparecen las primeras conductas de comunicación intencionadas (miradas, echar los brazos, señalar, etc.)

El origen el autismo obedece a una anomalía en las conexiones neuronales que es atribuible, con frecuencia, a mutación genética, hipoxia o contaminación por metales pesados. El autismo no tiene cura, pero se puede tratar. Así, los cuatro pilares para la lograr la inserción social del niño en el espectro autista son: la escuela, el terapista, los padres y el médico. La principal responsabilidad recae sobre los padres, pero los demás factores son igual de fundamentales en el camino hacia la inserción social, la cual se logra a través de una intensiva intervención conductual.


Tipos de autismo

  1. Autismo Clásico o de Kanner

El autismo clásico o autismo de Kanner es conocido como Trastorno Generalizados del Desarrollo (TGD)  o Trastornos del Espectro Autista (TEA).  El rango de los síntomas se clasifica de leve a severo.

Características

  • El autismo es un trastorno genético, por lo que es hereditario.
  • Suele presentarse con pérdida en más de un área de desarrollo.
  • Se muestran dificultades en la interacción social.
  • El desarrollo de la comunicación se obstaculiza: el lenguaje está ausente en el 50% de los casos.
  • Se presentan conductas motoras inadecuadas: movimientos estereotipados de manos, balanceo del cuerpo, apego a la repetición o a la rutina, aleteos, giros, sonidos guturales, autoagresión, llanto y risas incontrolables y sin motivo.
  • Algunas personas poseen un coeficiente intelectual (CI) bajo, particularmente en aspectos no verbales.
  • Con frecuencia está acompañado por otras condiciones como el Síndrome X frágil.
  • El autocuidado se adquiere más tarde de lo habitual.
  • Los síntomas del autismo típicamente están presentes durante toda la vida de la persona. Cuando aparecen tardíamente, los individuos pueden ser más autosuficientes.
  • Generalmente, no existe la figura del “yo”, por lo que usualmente no atienden por su nombre.

 

  1. Síndrome de Asperger

Hasta ahora, algunos clínicos usan el término para referirse a una persona del espectro autista que tiene un coeficiente intelectual (CI) dentro del rango habitual, o a adultos con autismo o desórdenes del desarrollo no especificados. Para el Síndrome de Asperger existe una alta probabilidad de incidencia en los miembros de la familia. Quienes padecen este trastorno, no presentan retraso significativo en la adquisición del lenguaje, el desarrollo cognitivo ni de las habilidades en el primer año de vida.

El lenguaje del Asperger

  • Dificultades en la comunicación. Impedimento en el lenguaje no verbal, receptivo y/o expresivo.
  • No se presenta la habilidad de hacer inferencias apropiadas sobre las intenciones comunicativas de otros, por lo que pueden ser socialmente inapropiados.
  • No se maneja la empatía ni la intuición.
  • El nivel de vocabulario es muy elevado.
  • El lenguaje varía de acuerdo al grado de autismo y su nivel de desarrollo.
  • Prosodia característica.
  • Ecolalia debida a la imposibilidad de producir un lenguaje espontáneo y comprenderlo (Méndez, 2002).
  • Inconsistencia al utilizar gestos.

Características Sociales

  • Dificultades con la interacción social.
  • Demanda constante de atención de los adultos.
  • Dificultades con los pronombres personales “yo” y “tú”.
  • Restricciones en conductas e intereses.
  • Actitudes inesperadas.
  • Inhabilidad para realizar las demandas del día a día.
  • Poca conciencia del cuerpo.
  • Conductas agresivas, negativismo.

 

  1. Síndrome de Rett

Este trastorno de base genética y neurológica afecta el desarrollo del cerebro por la mutación de un gen y se presenta principalmente en niñas o mujeres. Se caracteriza principalmente por la tardía adquisición del lenguaje y la coordinación matriz que se evidencia a partir de los primeros 6 y 18 meses de edad.

Características

  • La prevalencia es de 3.8 por cada 10 mil mujeres.
  • Se manifiesta entre los 6 y 18 meses de edad después de un desarrollo normal.
  • Ocurre una desaceleración en el crecimiento de la cabeza.
  • Desaparecen las habilidades del lenguaje.
  • Desaceleración de las conductas, incluyendo la adquisición de lenguaje, así como el uso voluntario de las manos.
  • Se detiene el interés social.
  • Se desarrollan conductas estereotipadas.
  • El síntoma más clásico es el movimiento de “lavado de manos”, el cual aparece después de perder el movimiento voluntario de manos.
  • Por lo general, se presentan retardo mental y episodios de berrinches.
  • Más de la mitad de estos niños presentan desórdenes en el sueño.
  • Se presentan dificultades particulares con la adquisición de las habilidades requeridas en el equilibrio motor al caminar.

 

  1. Desorden Pervasivo de Desarrollo No Especificado

Este trastorno abarca a personas que evidencian un impedimento en la interacción y comunicación, así como patrones de conductas sociales o rutinas estereotipadas  que no cumplen con la sintomatología del autismo. Los síntomas incluyen el impedimento en la reciprocidad social y la capacidad de desarrollo de empatía; dificultades para el manejo de afectos, modulación afectiva y patrones para relacionarse; así como falta de comprensión de la comunicación verbal o no verbal.

 

  1. Desorden Desintegrativo Infantil

Los niños que padecen de Desorden Desintegrativo Infantil, también conocido como Síndrome de Heller o psicosis desintegrativa, muestran un aparente desarrollo normal de sus habilidades antes de la aparición tardía (después de 2- 5 años de edad) de retrasos o pérdida de habilidades en el desarrollo del lenguaje, la función social y las habilidades motrices. Los principales síntomas son los siguientes:

  • Conductas inusuales o inesperadas, pero en menor grado que el niño autista.
  • Temas de interés circunscritos.
  • Deterioro en el auto cuidado.
  • Deterioro en actividades de auto cuidado especialmente en el baño.

 

  1. Desorden Múltiple del Desarrollo

El Desorden Múltiple de Desarrollo consiste en niños que presentan, desde edad temprana, severas deficiencias sociales y comunicativas que son características del autismo, aunadas a alguna inestabilidad emocional y desorden en el proceso del pensamiento. Algunos de los síntomas son los siguientes:

  • Ansiedad infundada e intensa.
  • Pánico recurrente.
  • Intrusión repentina e irracional en pensamientos normales.
  • Pensamiento fantasioso.
  • Confusión entre la realidad y la fantasía
  • Pensamientos paranoicos o fantasías de poderes especiales.